China

En busca del queso perdido

Como algunos ya sabéis Raquel se dedica profesionalmente al turismo gastronómico y, más específicamente, al mundo del queso. Según las investigaciones previas de Raquel, en los alrededores de Dali debían de producir el queso Rushan que posteriormente comercializan calentándolo al fuego vivo y enrollándolo en un palito.

Teniendo en cuenta de que Raquel es especialista en quesos y con lo que me gusta el queso a mi pocas ganas me faltaron de ponernos a la búsqueda!

Vimos varias veces a las mujeres vendiéndolo por la calle (sin saber que era el queso que buscábamos), le añaden una salsa de read bean que a la vista parece chocolate, pero al sabor nada que ver… así que en ningún momento se nos pasó por la cabeza que eso fuera el queso que buscábamos ya que a penas olía!!

Después de buscar y buscar sin obtener resultado, empezamos a desesperarnos así que por mucho que habíamos dicho que eso no podía ser el queso, decidimos probarlo y, efectivamente, ese era el queso!!

china-dali-queso china-dali-queso

Una vez encontrado el queso, nuestra siguiente misión era encontrar una de las granjas donde lo hacen. Preguntamos en el hostal dónde nos hospedamos y nos dijeron, y por suerte también nos escribieron, el nombre del pueblo donde podíamos encontrar las “granjas”; nos dieron la opción de organizarnos la excursión con un conductor privado pero nos querían cobrar unos 200 yuans, lo mismo que no pedían las mujeres que vendían el queso por la calle cuando le preguntamos por llevarnos a su “granja”, por lo tanto, nos fuimos a la estación y cogimos un bus por nuestra cuenta:)

En cuanto llegamos al pueblo empezamos a preguntar (teníamos una nota escrita en chino) pero siempre nos señalaban la tienda para ir a comprar el queso!, o eso, o simplemente nos decían que no (es lo que suelen hacer cuando no entienden o bien no quieren entender)

china-dali-queso china-dali-queso

Seguimos preguntando y preguntando pero siempre obteníamos la misma respuesta. Nos empezamos a desesperar y ya estábamos a punto de rendirnos y volver para Dali cuando nos dimos una última oportunidad y entramos en una oficina donde rápidamente los dos hombres que habían nos sacaron el móvil y gracias a google translate creo que nos hicimos entender. Empezaron a recoger todas sus cosas y nos hicieron señales para que subiéramos al coche, dudamos unos instantes… pero realmente nos habían inspirado bastante confianza y parecían tener buena intención así que decidimos acompañarles, avanzamos tan solo un par de calles y pararon el coche, picaron a la puerta, pegaron unos chillidos y voilà, por fin lo conseguimos!!

china-dali-queso

Fue toda una experiencia y nos llevamos una gran satisfacción en cuanto lo encontramos, sobre todo Raquel, al poder ver como hacen el famosos queso Rushan, que para nada me esperaba que fuera en unas condiciones tan precarias.

china-dali-queso china-dali-queso

Después de la visita y especialmente después de haberlo conseguido por nuestra cuenta estábamos más que satisfechas! Ahora si que ya podíamos volver para Dali, que al día siguiente teníamos un tren que coger rumbo a Lijiang!

Un comentario en “En busca del queso perdido

  1. brillante, la que la sigue la consigue. Joder con la higiene, esta claro que no se pueden tener manías ni hecerles ascos a nada. Yo también me lo habría comido todo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *