China

De vuelta al tibet, Xiahe

china-xiahe

Xiahe es un pueblo tibetano bastante más grande de lo que esperábamos encontrar. Es famoso por el Monasterio de Labrang, el segundo más grande del mundo; este es el monasterio donde residen más monjes fuera del TAR (Tibet Autonomous Region).

El pueblo de Xiahe se podría dividir en dos áreas, la del oeste donde se encuentran todos los tibetanos, y la del este que sería la parte más china y musulmana; ésta última es la primera que nos encontramos al llegar a la ciudad, una ciudad totalmente al estilo chino, y es donde encontramos los hostales, supermercados y restaurantes; eso sí, debido a la influencia de las diferentes culturas de sus habitantes (tibetanos, chinos y una minoría musulmana Hui) esto es un paraíso gastronómico!

china-xiahe china-xiahe

A medida que nos alejamos de la zona china, hacia el oeste nos encontramos un pequeño barrio musulmán, y ya al oeste de la ciudad tenemos la parte más pobre, la zona tibetana limitada por el gran Monasterio de Labrang; no es un monasterio cualquiera y no nos lo podemos imaginar como tal, es un pequeño pueblo que alberga a más de 1.000 monjes y cuenta con 18 templos, diferentes salas de oración, escuelas e institutos de aprendizaje con especialidades distintas especialidades como astrología, teología y medicina tibetana, así como casas para todos sus habitantes.

china-xiahe

El Monasterio de Labrang pertenece a la orden Gelugpa, una de las principales ramas del budismo tibetano, también conocidos como la orden de los gorros amarillos, por una fácil explicación, los llevan puestos:)

El mejor momento para visitar el monasterio es durante la mañana, cuando podremos observar a los monjes en plena actividad y a sus habitantes en el camino de Kora alrededor del Monasterio, el camino de peregrinaje alrededor de un lugar sagrado antes de entrar al monasterio; en este caso se trata de un recorrido de más de 3 km con un total de 1.174 molinos de rezo, alineados siempre a la derecha para hacerlos girar con esa misma mano.

china-xiahe

Además de visitar el monasterio, el Xiahe no hay mucho más que hacer, así que nuestra idea para al día siguiente era visitar los alrededores. Esa misma tarde conocimos a Matias, un chico italiano que vive en Shangai y estaba de viaje por la zona con sus padres, y casualmente también tenían la misma intención para el día siguiente; así que en lugar de ir en bus decidimos coger una furgoneta para los 5 por 200 yuans en total (40 por pax) ya que nos saldría más a cuenta y tendríamos mucha más libertad.

En primer lugar fuimos hicimos una ruta por Ganja y sus famosos grasslands, paisajes que dejan a uno sin respiración, verdes praderas que te rodean y te incitan a quedarte ahí para siempre, solo nosotros y las ovejas y yaks que hay pastando por ahí:)

Después de recorrer las praderas fuimos a visitar el ancient town de Baishiya y algún que otro pueblo de la zona, donde pudimos conocer un poco más la cultura tibetana y el modo de vida de estas zonas más rurales.

china-xiahe

Ya de vuelta a Xiahe, aprovechamos para hacer lo que más nos gusta: comer! Era nuestra última oportunidad para la comida tibetana y esos momos de yak que tanto nos gustaron!! Nos despedimos de Matías y sus padres ya que al día siguiente nos íbamos para Lanzhou desde donde nos esperaba un largo viaje, nos quedaban menos de 72 horas de visado!

china-xiahe china-xiahe

Lo único que nos quedaba por hacer era descansar para tener energía suficiente para los próximos días, especialmente las 40 horas que nos pasaríamos sentadas en 2m²…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *